Consejo de la Magistratura: ganadores y perdedores de la batalla

Consejo de la Magistratura: ganadores y perdedores de la batalla
Compartilo

Qué sectores y dirigentes quedaron mejor posicionados tras las intensas discusiones para nombrar consejeros en el órgano que selecciona y sanciona jueces.

Por Franco Mizrahi.

El Consejo de la Magistratura, órgano clave del Poder Judicial, se convirtió en los últimos días en el campo de batalla entre el oficialismo y la oposición, que se disputan dos representantes por el Congreso para la nueva integración de 20 miembros. La pulseada se abrió luego de que la Corte Suprema tomara por asalto el organismo que selecciona y sanciona jueces. Con los últimos nombramientos y denuncias judiciales cuáles son los sectores políticos y dirigentes que quedaron mejor posicionados.

Ganadores y perdedores

Una de las claras ganadoras con la entrada en vigencia del “nuevo” Consejo de la Magistratura es la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que por su propio fallo del 16 de diciembre pasado logró hacerse de un sillón en el órgano de selección y sanción de jueces. Y no cualquier sillón: se hizo cargo de la presidencia de la institución. Es decir, el máximo tribunal del país gana voz y voto en un organismo en el que no tenía presencia. Y lo hace legitimada por la oposición. La cara visible de la maniobra es Horacio Rosatti, quien como presidente de la Corte tomó posesión de la presidencia del Consejo. Desde allí, entre otras cosas, podrá controlar la caja del Poder Judicial.

El expresidente Mauricio Macri es otro de los “vencedores” que surge de la maniobra que tejió la Corte. El macrismo se anotó dos nuevos consejeros “propios” pero por el estamento de los abogados (Jimena de la Torre, exUIF y AFIP macristas) y el de los jueces (Agustina Díaz Cordero, exasesora de Garavano) y sumó otros dos aliados (Rosatti y la diputada radical Roxana Reyes). Con los ingresos logrará conformar junto a sus aliados un bloque de 10 consejeros, integrado en su mayoría por representantes de la Mesa Judicial PRO.

Hasta que el Tribunal Superior declaró que la integración de 13 miembros es inconstitucional, el Frente de Todos con aliados estaba a dos votos de la mayoría especial que le permitía aprobar ternas. Entre los concursos que estaban terminados y podían aprobarse figuraban los correspondientes a las vocalías de la sala I de la Cámara Federal porteña que ocupan Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, quienes fueron puestos allí a dedo por Macri. La Corte determinó en noviembre de 2020 que la designación de ambos fue irregular pero que debían permanecer en  sus cargos hasta que se nombre sus reemplazantes. Todo indica que con la disolución del Consejo de 13 miembros y la entrada en vigencia del de 20, el tratamiento de esos concursos quedará congelado y Bruglia y Bertuzzi continuarán en la instancia revisora de Comodoro Py fallando a favor de Cambiemos. Básicamente, el Consejo entrará en una etapa de empate donde sin negociación política los concursos quedarán trabados. Una ecuación que arroja como resultado la continuidad del statu quo en Comodoro Py, donde hay tres juzgados vacantes en primera instancia. Uno de ellos es el que ocupó Claudio Bonadío hasta su muerte. Por lo que también celebran esta situación muchos jueces que fueron impulsores del Lawfare.

Cristina Fernández de Kirchner también mostró su habilidad política para salir de una encerrona que le había hecho la Corte en conjunto con la oposición. Cuando todo parecía ser ganancia para la oposición, CFK logró designar un consejero propio, Martín Doñate, luego de partir intencionalmente el bloque del Frente de Todos en el Senado. Se crearon dos espacios el martes por la noche: el Frente Nacional y Popular, que quedó con 21 senadores, y Unidad Ciudadana, con 14, que quedó como segunda minoría (la UCR es la primera minoría con 18 senadores). La segunda minoría es la que debía nombrar consejero. La jugada de CFK fue denunciada judicialmente por la oposición.

La UCR es otra fuerza política que puede festejar ya que logró designar como consejera a la diputada radical Roxana Reyes. Su designación la firmó el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa. El presidente del bloque del Frente de Todos en diputados también judicializó ese nombramiento, en una estrategia “espejo” a la de la oposición con Doñate.

El representante del estamento de los académicos, Diego Molea, es otro de los que celebra ya que dos consejeras electas están relacionadas con él. Molea es Rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y festejó el ingreso de María Vázquez, decana de la Facultad de Derecho de UNLZ. De hecho, concurrió a la jura de Vázquez ante la Corte este miércoles a las 20 y se fotografió con ella. “Acompañé el juramento de María Fernanda Vázquez, decana de @DerechoUNLZ, como representante de la Abogacía en el Consejo de la Magistratura. Le deseo los mismos éxitos que tuvo en todos los espacios profesionales y académicos en los que se desarrolló”, tiuteó.

Molea también saludó a Paloma Tolosa, decana de Derecho de la Universidad Nacional del Sur, quien fue electa por el estamento de los académicos y también tiene relación con el rector de la UNLZ. “Extiendo mis felicitaciones a Pamela Tolosa, con quien compartiré la representación del  ámbito académico y científico y que llega a este Consejo gracias al voto del @CINoficial. Saludo, además, a las nuevas integrantes que han procedido a la jura en el día de hoy”, agregó.

Entre los perdedores, claramente, figura el senador Luis Juez, que era el candidato de Cambiemos por el Senado y no pudo ingresar al Consejo por la jugada de Cristina. Fue tal su bronca que además de acompañar una denuncia en el fuero Contencioso Administrativo de su bloque para intentar anular la maniobra de CFK, el senador también realizó una denuncia penal contra la vicepresidenta en los tribunales de Comodoro Py.

El presidente del bloque del FdT, Germán Martínez, también aparece entre los perjudicados. Martínez reclamaba el consejero por los Diputados para su espacio. Por eso presentó un amparo pidiendo la nulidad de la designación de la diputada Reyes en el Consejo de la Magistratura. Además, cuando la Corte informó el lunes que tomaba posesión de la presidencia de la Corte, Martínez pidió al máximo tribunal que demorara su asunción: pretendía más tiempo para negociar con la oposición en la Cámara Baja para darle sanción definitiva al proyecto de reforma del Consejo que envió el Poder Ejecutivo en diciembre pasado. Se trata de una iniciativa que llevaba la conformación de 13 a 17 integrantes pero con la Corte afuera. Los cortesanos hicieron oídos sordos a su pedido.

Fuente: https://www.eldestapeweb.com/


Gracias por llegar hasta aquí, significa que te interesa la información que te brindamos y cómo te lo contamos. Radio Encuentro te agradece el aporte que puedas realizar para que nuestra comunidad siga creciendo. Es por eso que te invitamos a que hagas clic en el siguiente enlace para suscribirte a Radio Encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.