El interbloque del Frente de Todos del Senado ahora impulsa la ampliación de la Corte

El interbloque del Frente de Todos del Senado ahora impulsa la ampliación de la Corte
Compartilo

Por María Cafferata.

Tras la división táctica en el Senado para hacerse con uno de los asientos en el Consejo de la Magistratura, el ahora interbloque del Frente de Todos comienza a reordenarse. Mientras las amenazas de la oposición de judicializar la designación del camporista Martín Doñate todavía sobrevolaban por el aire, les senadores de los dos flamantes bloques oficialistas –“Frente Nacional y Popular” y “Unidad y Ciudadana”– tuvieron su primer reunión como interbloque para organizar la agenda parlamentaria de las próximas semanas. 

Uno de los primeros objetivos será avanzar con el proyecto que busca la creación de un “Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI”, que consiguió dictamen el miércoles y será tratado (y probablemente aprobado) en el recinto dentro de dos semanas. 

Pero la sorpresa llegó con el tema judicial. Les senadores oficialistas quieren avanzar un poco más en su intento por frenar la injerencia política de la Corte en general y de Horacio Rosatti en particular. Para ello acordaron reabrir el debate respecto a la necesidad de ampliar el número de ministros de la Corte Suprema. En ese sentido, el FdT convocará a una reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales para el próximo miércoles con el objetivo de comenzar a discutir los proyectos existentes para ampliar el máximo Tribunal. 

La primera foto de unidad post división de bloque llegó de la mano del proyecto que busca pagar la deuda con el FMI con los bienes no declarados en el exterior. Durante la mañana del jueves, les senadores que impulsan la iniciativa mantuvieron una reunión con referentes nacionales y provinciales de las partes que integran la coalición oficialista con el objetivo de recargar de respaldo político a la iniciativa que busca recuperar los bienes fugados.

Poco después de ese encuentro, les senadores del “Frente Nacional y Popular” –comandado por José Mayans– y “Unidad y Ciudadana” –liderado por Juliana Di Tullio– se reunieron en el despacho de formoseño con el propósito de reordenarse internamente. “Acá no hubo ruptura, fue una maniobra para sumar un senador propio al Consejo de la Magistratura. Todo va a seguir funcionando como siempre”, aseguró un senador del oficialismo que quedó en el bloque del Frente Nacional y Popular. 

En efecto, en el oficialismo todes coincidieron en que la modalidad de trabajo del flamante interbloque sería la misma que la del viejo bloque Frente de Todos, con Mayans y Anabel Fernández Sagasti coordinando en tándem. La reunión sirvió más bien para terminar de explicarle a todes les legisladores cómo se había gestado la maniobra ideada por Cristina Fernández de Kirchner y Mayans para no dejar en manos de Juntos por el Cambio uno de los asientos en el Consejo de la Magistratura. Luego vino el tema más importante.

La ampliación del número de miembros de la Corte

Una de las novedades es que se volverá a poner en escena el debate en torno a la composición de la Corte Suprema de Justicia. Están convencidos de que es imprescindible frenar e impedir que se repita lo que consideran un “golpe de Estado institucional” de la Corte sobre el Consejo de la Magistratura. En esa línea el FdT redoblará la apuesta y comenzará a debatir en el Senado la semana que viene diversos proyectos que plantean la ampliación de los integrantes de la Corte, que hoy en día tiene cuatro integrantes (todos varones) y una vacante. 

Según confirmó a Página/12 una fuente encumbrada de la Cámara Alta, el miércoles se convocará a la comisión de Asuntos Constitucionales, que conduce Guillermo Snopek, y se le comenzará a dar tratamiento parlamentario con la participación de especialistas.

Uno de los proyectos que el oficialismo tiene planeado impulsar es el del puntano Adolfo Rodríguez Saa, que eleva de cinco a nueve les integrantes de la Corte. Para la semana que viene, de todos modos, el FdT espera que vayan llegando nuevas propuestas, no solo del oficialismo sino también de la oposición y aliados. Weretilneck, por ejemplo, está pensando presentar una iniciativa que amplía la composición a más de 10 integrantes y que incluye la existencia de varias cámaras federales.

Con los partidos del Frente de Todos

La reunión que les senadores realizaron a la mañana con dirigentes de los partidos que integran el Frente de Todos fue, para muchos, energizante. Todes dieron su respaldo al proyecto que ahora deben debatir en el recinto y con el que se busca recuperar dinero y bienes fugados para pagar la deuda con el FMI que generó el gobierno de Mauricio Macri. 

Estuvieron presentes, entre otres, figuras como el director del Banco Nación, Claudio Lozano, la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, el intendente de Ensenada, Mario Secco, y el legislador porteño Claudio Morresi, quienes aprovecharon para dar su apoyo al proyecto (de una manera muy similar a lo que habían hecho las organizaciones sociales hace un par de semanas). 

“Es un proyecto absolutamente pertinente y oportuno para que los que más tienen contribuyan a cancelar la enorme deuda que tomó Macri. Es justo que el mayor esfuerzo lo hagan quienes evadieron impuestos, no los trabajadores y trabajadoras que pagan sus impuestos todos los días”, dijo Álvarez Rodríguez. 

El objetivo del oficialismo es llevar el proyecto –que crea un fondo en dólares a partir de un aporte especial sobre bienes no declarados en el exterior equivalente al 20 por ciento de lo fugado– al recinto dentro de dos semanas. Los votos estarían garantizados ya que cuenta con el acompañamiento de les aliades Alberto Weretilneck y Magdalena Solari Quintana, pero en Diputados el escenario no es para nada auspicioso. 

En los últimos días, incluso, el optimismo de una parte del oficialismo empezó a decrecer y cada vez son más los que consideran que es posible que el proyecto muera al llegar a la Cámara Baja. Quedará afuera, por otro lado, la iniciativa que busca flexibilizar el secreto bancario, bursátil y fiscal. Según pudo saber este diario, este proyecto generó diversas objeciones dentro de un sector del gobierno nacional, especialmente en el Banco Central. 

“Estamos analizando cambios para que la ley no riña con el sistema”, aseguró una fuente del oficialismo, quien aseguró que el proyecto seguiría siendo trabajado en comisión en las próximas semanas. En un sector del kirchnerismo, sin embargo, predomina la sospecha de que el proyecto terminará siendo cajoneado.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/


Gracias por llegar hasta aquí, significa que te interesa la información que te brindamos y cómo te lo contamos. Radio Encuentro te agradece el aporte que puedas realizar para que nuestra comunidad siga creciendo. Es por eso que te invitamos a que hagas clic en el siguiente enlace para suscribirte a Radio Encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.