La discusión con el FMI por tarifas demora el acuerdo: quedaría para la otra semana

La discusión con el FMI por tarifas demora el acuerdo: quedaría para la otra semana
Compartilo

La discusión entre el staff del FMI y el ministro Martín Guzmán respecto a la quita de subsidios y suba de tarifas demora el cierre del acuerdo. El Fondo pide que las tarifas aumenten el 60% mientras que el Gobierno plantea un 20% general y segmentación. El acuerdo estará listo la semana que viene, luego del inicio de las sesiones ordinarias.

Por Fernando Cibeira

El acuerdo con el FMI no estará listo para ser enviado al Congreso esta semana. Quedaría para la próxima, casi con seguridad para después de la apertura de sesiones ordinarias que encabezará el presidente Alberto Fernández el martes que viene. En la Casa Rosada reconocían que, tal vez, hubo quienes pecaron de exceso de optimismo porque la letra chica siempre tiene sus bemoles. En este caso, el motivo de la demora son las diferencias que surgieron entre el staff del Fondo y el ministro de Economía, Martín Guzmán, por la quita de subsidios a las tarifas energéticas. Desde el organismo piden un tarifazo del 60% pero en el Gobierno insisten en que el aumento será de un 20% general más la segmentación, que dejará a los sectores más acomodados sin subsidios. Ante la negativa, se hablaba ya de la posibilidad de subir el aumento tarifario de este año a un 35% -seguiría quedando debajo de la inflación- y hacer un poco más amplia la segmentación. Esperaban que la traba se resolviera en las próximas horas.

Esta discusión final muestra un cambio de paradigma respecto a lo que sostenían en el Gobierno hasta el martes. En la Casa Rosada entendían que una vez consensuado con el staff del organismo los niveles de déficit permitidos para cada ejercicio -en este 2022 es del 2,5% del PBI- había margen para decidir dónde recortar y dónde subir. Los subsidios a las tarifas energéticas ya estaba resuelto que bajarían un 0,6%, pero a último momento surgieron las diferencias. Los técnicos del Fondo llegaron a la conclusión que es el rubro donde el Gobierno puede hacer mucho más para achicar el déficit y reclamaron una suba de tarifas extra large. En el Gobierno rechazaron lo del 60% y Guzmán seguía en conversaciones con Julie Kozack, la directora para la región del Fondo, para acercar los números.

No hay mal que por bien no venga. En la Casa Rosada veían estas dificultades como una muestra de que se llegó a un acuerdo que está lejos de la ortodoxia que suele regir al organismo, como lo muestra la comparación de las últimas renegociaciones firmadas con países de distintas partes del mundo. “Lo que acá algunos critican para el interior del Fondo es muy blando. No se achicará el gasto, no habrá reforma jubilatoria ni laboral. Entonces desde el directorio le reclaman al staff que se pongan duros con la letra chica y que haya garantías de que se va a achicar el déficit, por eso exigen una mayor quita de subsidios a las tarifas. Pero nuestra postura es que de ninguna manera pueden subir por encima del salario real”, comentaban cerca del presidente Alberto Fernández.

Con todo, aseguraban no estar preocupados. “Es sólo un punto entre muchísimos que ya se acordaron”, respondían en Economía. Pero se abría un interrogante sobre los plazos del tratamiento. En algún momento se planteó que ingresaría al Congreso a principios de esta semana y, luego, el viernes. No ocurrirá. Dado que se viene el fin de semana y los feriados de Carnaval, lo lógico era que se enviara luego del mensaje de Fernández ante la Asamblea Legislativa, donde dará detalles del acuerdo final.

Por su parte, el ministro Guzmán anticipó que irá a exponer en cuanto lo citen de la comisión de Presupuesto y Hacienda, lo que ahora quedaría para la otra semana. El 14 de marzo debería acompañar al Presidente a su gira por Abu Dabi, Dubai y Arabia Saudita, un viaje de carácter eminentemente económico.

Respecto al tratamiento parlamentario, había ilusión en lo que pudiera haber conversado el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el diputado Máximo Kirchner durante el viaje que compartieron este miércoles a Chubut. “Sergio está relativamente confiado”, comentaban en la Casa Rosada, por donde Massa pasó el lunes y definió la estrategia con Alberto Fernández. Si bien tienen asumido que habrá un grupo de diputados del Frente de Todos que plantearán sus diferencias, esperan que el disenso sea dentro de un clima de cordialidad. En eso tendrá mucha incidencia lo que se termine acordando en las próximas horas. 

Fuente: https://www.eldestapeweb.com/


Gracias por llegar hasta aquí, significa que te interesa la información que te brindamos y cómo te lo contamos. Radio Encuentro te agradece el aporte que puedas realizar para que nuestra comunidad siga creciendo. Es por eso que te invitamos a que hagas clic en el siguiente enlace para suscribirte a Radio Encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.