Música Esperanza abrió sus puertas en Luján

Música Esperanza abrió sus puertas en Luján
Compartilo

Por Agustín Bordignon.

En el barrio Constantini
se inauguró la delegación lujanense de la Fundación Música Esperanza
que dirige el pianista Miguel Ángel Estrella. La propuesta cultural
busca crear un espacio de intercambios e inclusión a partir de la
música.

«¡Te vamos a hacer lo que le hicimos al zurdo Víctor Jara, en Chile! ¡Te vamos a cortar las manos y después te vamos a matar!», le dijo el carcelero a Estrella, quien fue perseguido y encarcelado en Uruguay durante los años de la última dictadura militar, cívica y empresarial Argentina. 

“Música Esperanza”, la fundación que posteriormente creó en 1982, es una organización humanitaria adjunta a la UNESCO integrada por músicos y melómanos de todo el mundo con el «objetivo común de devolver a la música su rol de comunicación social creando un puente entre culturas y un instrumento para la paz».

El centro cultural comunitario que depende de esta fundación, abrió este miércoles su delegación lujanense en el predio conocido como “La Hortensia”; y tendrá talleres de música, luthería y carpintería. Además, planean tener una radio FM, realizar huertas comunitarias y crear una escuelita de fútbol para la gente del barrio. 

La organización sin fines de lucro realiza su actividad en ámbitos desfavorecidos y aislados de la sociedad, brindando una formación de calidad y posibilitando el regocijo de la experiencia musical a niños, adolescentes y adultos. Trabajan en escuelas de bajos recursos, hospitales, escuelas especiales, establecimientos penitenciarios, barrios populares y centros comunitarios.

«Nosotros trabajamos en la fundación a partir de la música, por y para los Derechos Humanos. Desde hace 8 años tenemos una tecnicatura en Música Popular en la Casa de las Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora además de otra tecnicatura en la Provincia de Formosa», contó Esther Córdoba, actual presidenta de la fundación.

Federico Cappanera, Luciano Gatica y Esther Córdoba, actual presidenta de la Fundación.
Foto: Agustín Bordignon

«Encontramos que a través de la música, el lenguaje universal que todo el mundo cultiva y disfruta, podemos crear un ámbito donde las personas se vean, se conozcan e intercambien experiencias y aprendizajes», puntualizó Federico Cappanera, uno de los responsables locales del proyecto.

En representación del municipio, tomó la palabra Nicolás Capelli quién mostró su respaldo a la iniciativa y la voluntad municipal de realizar convenios. «Nuestra generación tomó una bandera que es la lucha por los Derechos Humanos y tiene que ser un orgullo que desde esa lógica hoy estamos trabajando por la cultura», expresó Capelli antes de hacer entrega de la declaración de visitante ilustre de la Ciudad de Luján a Miguel Ángel Estrella. 

Foto: Agustin Bordignon

Parado frente al auditorio, el destacado pianista brindó su testimonio en primera persona de los años del terrorismo de Estado y de “Música Esperanza”, un proyecto que nació en una sala de tortura.

«Me aplicaban muchísima picana en los dedos y en las manos, me las dejaban como una pelota. Como estábamos desnudos y encapuchados, yo reconocía a los torturadores por sus voces. El coronel, que más tarde supe que se llamaba Gavazzo, al sexto día de tortura me dijo: -“Hace 6 días que te estamos dando y no das ni un dato. Nosotros sabemos que vos no sos guerrillero pero sos peor porque le haces creer a la gente que pueden gozar de la música y que puede haber talleres por todos lados, y todo eso no sirve para nosotros y nuestro proyecto político”».

Ante la respetuosa atención que le brindó el público presente, finalizó su relato vinculando directamente aquellos episodios con la creación de este centro cultural. «Luego de mucho hablarle al flaco de arriba para sobrevivir, le dije “si me dejás vivir voy a hacer algo más grande, voy a hacer música contra la tortura, contra la discriminación, contra el odio. La respuesta que me surgió interiormente es hacer algo positivo, que esté a favor y no en contra, y ahí nació música por la esperanza. Por eso estamos acá». 

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es MusicaEsperanza-AB_3-696x464.jpg

Inmediatamente después de las palabras de Estrella, los chicos y chicas de la Orquesta Infantil y Juvenil “El Ombú” comenzaron el concierto que dio paso al momento musical de la noche.

Una de las maneras que tiene la comunidad lujanense de vincularse con la fundación es la donación de instrumentos musicales. «Queremos que nos acerquen la guitarra que tienen olvidada para que nosotros la pongamos en condiciones y la pueda usar el pibe que viene a estudiar», comentó Cappanera.

Fuente: https://ladransanchoweb.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *