El rubro automotor, en una crisis que no cesa

Compartilo

El sector automotriz ha sido uno de los más golpeados por la crisis económica del 2018. Despidos, caídas en la producción y un futuro incierto.

Por Kevin Kupferberg
kevincup95@gmail.com

Con una considerable caída en los patentamientos y en las ventas de los autos 0 km y usados a casi la mitad, la industria automotriz alcanzó en febrero el noveno mes consecutivo con números rojos. Entre despidos y suspensiones, ya se perdieron más de 7.000 puestos de trabajo.

Tras un comienzo de 2018 con estándares positivos y en los que el sector incrementaba sus finanzas, la fuerte suba del dólar en mayo y septiembre, junto con el aumento de las tasas de interés, produjeron un giro total en los balances. La crisis actual, producto de aumentos de más del 70% en solo 12 meses, no tiene fecha de fin a la vista. El primer bimestre de 2019 es el peor arranque de los últimos 13 años y se patentaron menos de 100 mil vehículos contra los 190 mil del año pasado.

Además de los mencionados puestos perdidos, las marcas están dejando de producir algunos modelos y postergando las renovaciones de los ya existentes y los lanzamientos previstos. Al mismo tiempo, una pronunciada caída en la producción debido al gran stock que quedó en las concesionarias de todo el país.

La industria automotriz atraviesa el noveno mes consecutivo de caída en su actividad.
Algunas de las marcas más afectadas son Peugeot, Honda y Renault, entre otras. La primera ya suspendió de manera indefinida a 1.500 operarios y, si bien intentará repuntar con el nuevo ‘208’, tiene previsto incorporar una nueva plataforma para 2020. En tanto, Honda paralizó a casi 1.000 trabajadores y no descarta abandonar definitivamente la Argentina en caso de no revertir y empeorar su situación. Por su parte, Renault paralizará al menos por unas semanas todas sus actividades, lo que afectará a un total de más de 2.000 personas.

Rumoreado hace unos meses y confirmado en las últimas semanas, Ford sacará de la venta a dos de sus modelos más populares: el ‘Fiesta’, que es importado de Brasil, y al ‘Focus’, que se fabrica en Pacheco. El objetivo es darle mayor rodaje a sus otros modelos (el ‘Ka’, la ‘Ecosport’, ‘Ranger’ y ‘Mondeo’) y reducir el personal de la empresa.

La única marca, al menos de las populares, que continúa con buenos números de patentamientos y ventas es Toyota. Con el ‘Corolla’ liderando el segmento de los medianos, la ‘Hilux’ el de las pick ups y el ‘Etios’ luchando en el de los más chicos, la marca japonesa asegura tener menos ventas, pero esto último no la obliga a suspender/despedir personal como a las ya mencionadas Peugeot, Honda, Renault, Ford y también a Fiat, Volkswagen, Ford, Chevrolet y Mercedez Benz, entre otras.

Audi se encuentra actualmente en una situación similar a la de Toyota. Debido a su gran crecimiento en 2018, aún no se ve seriamente afectada en materia económica y productiva.

Desde ninguna marca se animan a dar indicios respecto a los próximos meses y, si de algo se carece, es de optimismo. La inflación no da respiro, la situación económica está lejos de mejorar, el poder adquisitivo es cada vez menor, los despidos se multiplican y el mundo automotor es uno más de todos los que padecen la crisis.

Fuente: https://elcafediario.com/

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*