Los tres mosqueteros del ajuste, unidos

Compartilo

Tras la decisión de Vidal, desde el gobierno porteño adelantan que también unificarán las elecciones.

Horacio Rodríguez Larreta hará el anuncio en febrero, luego de regresar de sus vacaciones. Resta definir la decisión de los radicales Morales y Cornejo, quienes se inclinan por adelantar la votación dada la mala imagen de Mauricio Macri.

Por Werner Pertot

Los tres pilares del PRO, Macri, Vidal y Larreta, alineados en la definición del cronograma electoral de Cambiemos. 

La
decisión de no desdoblar las elecciones bonaerenses reordenó hacia
adentro a Cambiemos. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta,
quien ya venía dispuesto a unificar los comicios porteños, se tomará
algunas semanas más para anunciarlo. La confirmación será en febrero.
Los que más acorralados quedaron son los gobernadores radicales, Alfredo
Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy), quienes habían dejado en
stand by el pedido de Mauricio Macri de que unifiquen hasta que se
resolviera su disputa con María Eugenia Vidal. Ahora, ante la renovada
presión del presidente, los correligionarios dan largas y dicen que
definirán la cuestión en marzo. Y se quejan de que no hubo debate
interno para definir la unificación de la provincia de Buenos Aires. 

La
mirada de Macri en su estrategia unificadora de todas las elecciones
oficialistas estuvo puesta hasta ahora en Vidal. Con su decisión de
abandonar cualquier plan que no sea el fijado por el presidente y su
jefe de Gabinete, Marcos Peña, Vidal pudo correrse de ese lugar y
habilitar una negociación por los fondos que viene reclamando a la
Nación. Ahora la mirada de Macri se fija en los otros tres gobernantes
provinciales que pertenecen a Cambiemos y que todavía no vinieron al
pie.

El primero es Larreta quien, astutamente, desde el comienzo viene
dando a entender que va a unificar las elecciones porteñas, lo que le
quitó presiones nacionales. No obstante, el jefe de Gobierno aún no
define. En su entorno, indicaron que ya está “cerca” de tomar la
decisión. Primero se tomará unas vacaciones en Brasil para pensar las
cosas. De todas formas, cerca del jefe de Gobierno dejaron en claro que
la decisión no llegará a marzo. El año pasado, Larreta logró modificar
la ley porteña que le impedía unificar así que tiene la fecha a su
disposición. Al no mostrar resistencia, tampoco recibe tantas presiones.

No es el caso de los radicales, quienes desde el principio tienen
reservas hacia la estrategia unificadora. Cuando Macri recibió a Cornejo
y Morales en el country Cumelén durante sus vacaciones, les planteó que
ambos debían unificar. Los dos quedaron en pensarlo y le pidieron que
primero se debatiera la cuestión del desdoblamiento bonaerense. Ahora,
con la provincia de Buenos Aires unificada, se quedaron sin ese
argumento. La forma en que se resolvió les dejó a los correligionarios
sabor a poco debate. 

Ninguno de los dos tiene grandes motivos para unificar. Morales se
siente confiado en derrotar a cualquier opositor, pero tiene una alianza
con el Frente Renovador que lo condiciona. Por ahora, le argumentó a
Macri que Jujuy no aporta tanto al padrón nacional en una reelección. Y
sugiere que una victoria contundente en pleno año será beneficioso para
el presidente: el mismo argumento que intentó Vidal y así le fue.
Morales habló con el diario Clarín para indicar su asombro con cómo se
resolvió la disputa con Vidal: “Me sorprendió que se haya adelantado lo
que se había acordado definir en marzo. Nosotros nos vamos a justar a la
estrategia nacional de Cambiemos”, dijo.

En el caso de Mendoza, Cornejo no puede reelegir y busca imponer a su
delfín Martín Kerchner. Al gobernador mendocino lo presionan los
intendentes radicales de esa provincia, quienes aseguran tener encuestas
locales en las que ir con Macri les juega en contra. En definitiva, los
radicales lo siguen viendo a Macri como una mochila de piedras en sus
elecciones locales. Por lo pronto, están pateando para adelante la
definición: hasta marzo no dirán nada sobre las fechas electorales.

Por su parte, el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador sostuvo
que lo decidido por Vidal es “lo mejor para la provincia y para los
bonaerenses”.

“Hay un mismo proyecto a nivel nacional, a nivel provincial y a nivel
municipal, cuando se hace el análisis desde ese espacio políticos
estamos muy convencidos de la tarea que se está haciendo”, aseguró
Salvador.

Por su parte, el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai –quien
había impulsado el desdoblamiento junto con el ala política del Gobierno
nacional– salió ayer a señalar que Vidal tomó la decisión “pensando en
los bonaerenses para no ampliar la cantidad de fechas en que deben ir a
votar. Tampoco quería que suene como unas especulación de parte de
ella”.

No obstante, el funcionario de Vidal dejó en claro que el
desdoblamiento “era una oportunidad de discutir lo que el Gobierno viene
proponiendo hace años y es eso de cambiar el instrumento de votación
para acabar con estas listas sabanas”. “La provincia tiene el voto
electrónico habilitado, hay propuestas de la oposición para la boleta
única de papel y así mejorar la votación. Pero en esta ocasión se pensó
en tener un calendario mas sencillo y por el tema de costos”, consideró.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *