Una ayudita para el oficialismo

El pase al fuero electoral beneficia a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Compartilo

La causa por los aportantes truchos de Cambiemos pasa de la justicia penal a la electoral.

La Cámara Nacional Electoral decidió que la investigación del financiamiento espurio de la campaña de María Eugenia Vidal en 2017 la realice el juez electoral Adolfo Ziulu. Borraron a los aportantes truchos.

La
Cámara Nacional Electoral (CNE) resolvió ayer que la causa judicial
sobre las presuntas irregularidades en los aportes de campaña bonaerense
de Cambiemos en los comicios legislativos de 2017 sea trasladada del
fuero penal al electoral. De esta forma, el juez federal de La Plata,
Ernesto Kreplak, deberá remitir todas las denuncias vinculadas al
financiamiento de la campaña oficialista al juez electoral Adolfo Gabino
Ziulu.

En su fallo, el tribunal que integran Alberto Dalla Vía y
Santiago Corcuera indicó que la denuncia contra el financiamiento de la
campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, que actualmente
tramita en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 3 de La
Plata debe ser dirigida a la Justicia Federal con competencia electoral.
Por esa razón, la Cámara resolvió que “el señor juez federal con
competencia electoral de Buenos Aires es competente para conocer sobre
los hechos planteados en la causa” y dispuso que el juzgado en lo
criminal y correccional “remita dichas actuaciones al señor juez federal
declarado competente”.PUBLICIDAD

La causa a cargo de Kreplak había sido iniciada con una denuncia
penal que, en julio de este año, presentó la presidenta del bloque de
senadores provinciales de Unidad Ciudadana, Teresa García, contra la
gobernadora María Eugenia Vidal y el resto de las autoridades del PRO
bonaerense, entre ellas, la tesorera María Fernanda Inza, desplazada de
su cargo inmediatamente y –según declaró Vidal– de forma “preventiva”.
La presentación buscaba identificar “el modo en que dicha información
identitaria pudo haberse obtenido, el uso que a dichas identidades pudo
haberse dado y el origen real de los fondos declarados como aportados
por quienes no lo habrían hecho, cuanto menos”, es decir, delitos
previstos por el Código Penal y ajenos a la legislación específicamente
electoral.

El magistrado, en reiteradas ocasiones, recibió presiones para
desligarse de la causa de las afiliaciones y aportes falsos durante la
última campaña electoral de Cambiemos. De hecho, en septiembre rechazó
un pedido de inhibitoria presentado por su par Ziulu con el claro
objetivo por reducir las consecuencias penales de la investigación. 

En ese sentido, el fallo de la CNE aclaró que el traslado de la causa
del fuero penal al electoral, no obstante, “no implica en modo alguno
que pueda afectarse el avance de causas penales, a partir de la
afirmación de pretendidas vinculaciones entre los hechos que en ellas se
investigan y el patrimonio de los partidos políticos o el
financiamiento de sus campañas electorales”.

La limpieza

El pasado 10 de diciembre, antes de que se conociera el fallo de la
CNE, Cambiemos presentó ante la Justicia una rectificación de su informe
de financiamiento electoral. El documento, elevado al Juzgado Federal 1
de La Plata, modificó la nómina de los contribuyentes a la coalición
oficialista en las últimas elecciones: el nuevo informe reitera la
mayoría de los nombres de contribuyentes, pero reemplazó a decenas de
denunciantes que se presentaron en los Tribunales federales para afirmar
que nunca habían donado dinero para sostener la campaña del Gobierno de
Vidal; además, fueron borrados centenares de personas que eran
beneficiarias de planes sociales o de la Asignación Universal por Hijo y
que aparecían en los listados como aportantes de varios miles de pesos.

Las nuevas planillas con las que el Gobierno bonaerense busca librarse de su responsabilidad en la causa de los aportes falsos se presentaron diez meses después de vencido el plazo para elevar documentación y luego de que la CNE aconsejara no aprobar el informe de gastos de campaña por detectar serias irregularidades. En ellas se suprimieron nombres y se reemplazaron por otros. Es decir, fueron modificadas las identidades de las personas que supuestamente cedieron voluntariamente dinero a la campaña que tuvo a Esteban Bullrich como candidato a senador nacional y Graciela Ocaña como candidata a diputada nacional por Cambiemos. Según se informó, en el listado corregido ya no aparecen, al menos, 150 personas identificadas como beneficiarias de distintos planes otorgados por la Anses y de la Asignación Universal por Hijo. El documento rectificativo ahora irá a una nueva pericia ante la Cámara Nacional Electoral.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *