La desidia y la basura compiten por mayor protagonismo en Luján

Compartilo

Por Alberto Nuñez.

Hoy realizamos una recorrida por el casco urbano de la ciudad de Luján y por solo tres barrios periféricos donde pudimos tomar imágenes que de un tiempo no muy lejano, nos estamos acostumbrando a ver y ya forman parte del paisaje de nuestra ciudad.

La razón de visitar el casco céntrico y los barrios periféricos es visualizar que esta situación atraviesa los diferentes estratos sociales en mayor o menor medida. Podríamos hacer una comparación con la teoría de las ventanas rotas y sus implicancias (teoría desarrollada por el psicólogo social Phillip Zimbardo en la universidad de Stanford en el año 1969), pero esa tarea se la dejamos a quienes quieran apagar su curiosidad si es que no conocen esta teoría la cual pueden googlear.

Estamos en presencia de un grave problema que es la falta de respuesta que tiene el gobierno municipal ante esta problemática del avance sobre la via pública de la basura, autos robados y focos de contaminación que en la medida que se incrementen las temperaturas harán que aumente el riesgo para los vecinos, de contraer enfermedades como el dengue, también la proliferación de roedores contribuirán a hacer mas frágil las condiciones de salud para los vecinos de nuestra ciudad.

En todos estos casos podemos observar la falta de gestión del gobierno municipal para al menos paliar la situación y la falta de respuestas que se traduzcan en hechos concretos que permitan comenzar a revertir la situación. El Ejecutivo municipal cuenta con el apoyo del gobierno provincial (Vidal) y del gobierno nacional (Macri) por ser del mismo color político, pero a pesar de ello, el retroceso, la desidia y el abandono del municipio esta a la vista de todos. Si además observamos la suspensión de vacunas, la falta de insumos en hospitales y centros de salud públicos, podemos decir que en esta materia también nos encontramos en franco retroceso, lo que conforma un coctel a futuro que podría tener graves consecuencias en la salud de los vecinos.

No nos resignamos a que esta realidad cambie pero que cambie de verdad, no como una palabra vacía, sin contenido, y solo utilizada como un slogan político.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*